El Proceso de Compostaje en Esta Es Una Plaza


El primer lote de compost se cosechó en noviembre de 2010 de los restos orgánicos acumulados desde finales de febrero del mismo año. A continuación explicaremos el procedimiento que hemos seguido para su fabricación.


La compostera

Se construyó una compostera aprovechando palés que encontramos en la calle. Atamos 4 palets para hacer una estructura de 4 paredes que posamos directamente sobre el suelo. Colocamos una puerta lateral que se desliza hacia arriba, para facilitar las tareas de remover y recoger el compost. A continuación, recubrimos la estructura por dentro con un fuerte plástico perforado para mantener la mezcla caliente pero bien ventilada y, para finalizar, colocamos una tapa de madera.
Pronto vimos que una sola compostera no iba a ser suficiente para recoger todo lo que generaba La Plaza, entonces construimos otra igual que utilizamos para echar restos mientras el otro lote está en reposo.


¿Qué Echamos al Compost?

El compost necesita una buena mezcla de materiales secos y otros más húmedos.

Materiales húmedos
Son todos los restos vegetales que no estén cocinados y que no lleven semillas, por ejemplo: la piel de patata, frutas no ácidas, restos de lechuga, cebolla, pepino, ajo, etc. También orina, pero ¡pocas veces se ha aprovechado este recurso en La Plaza!

Materiales secos
Posos del café, del mate y de otras infusiones, cenizas, cáscara de huevo, pelos de nuestras mascotas, serrín, y por supuesto, hojas y restos de plantas.

En La Plaza evitamos echar cítricos, porque cambian el PH del abono, y piel de plátano, por la cantidad de potasio que lleva. Aunque echamos cáscaras de huevo, nos aseguramos siempre de que estén bien desmenuzadas-aportan mucho calcio a la mezcla pero tardan mucho en descomponerse.

Nunca echamos:
-Carne, huesos ni pescado (para evitar que aparezcan ratas o insectos).
-Excrementos ni pañales
-Serrín y ceniza de madera tratada o aglomerados
-Ningún material que no sea orgánico y biodegradable: plásticos, vidrio, etc.

Procuramos desmenuzar bastante todo porque cuanto menor sea el tamaño de los restos orgánicos, más rápido se hace el abono.


La mezcla



Se puede encontrar todo tipo de información sobre lo que constituye una buena mezcla para el compostaje y existen verdaderas “tesis” sobre la composición química. Sin embargo, según nuestra experiencia, basta con tener presentes un par de factores y ser constantes a la hora de remover y regar: Hay que procurar mantener un equilibrio entre los restos ricos en nitrógeno (restos secos) y otros ricos en carbono (restos húmedos)- el ratio es de aproximadamente 20 a 30 porciones de carbón por 1 porción de nitrógeno.


¿Qué cuidados necesita el Compost?

En La Plaza hemos regado y removido el compost una vez a la semana (aumentamos el riego durante el verano) y, mientras tanto mantenemos la compostera tapada.
En octubre, una vecina nos trajo lombrices (canadienses, rojas) para echar al compost. Han realizado un trabajo estupendo y, por como se han proliferado, ¡parecen muy contentas en su nuevo hogar!
Fue al poco tiempo de echar las lombrices que notamos que el compost empezaba a humear. El compost debe calentarse para alcanzar temperaturas de entre 40 y 60 ºC. El nuestro echaba humo durante 2-3 semanas. Si el compost no se calienta puede que se debe a que está demasiado seco o que la compostera en sí es demasiado grande.


La Cosecha

Cuando vimos que la mezcla empezaba a tener un aspecto de abono dejamos de añadir más restos, lo tapamos y lo dejamos en reposo durante aproximadamente dos meses. Durante ese tiempo seguimos regando una vez a la semana. Cuando ya vimos que el abono tenía buen olor y aspecto lo sacamos. A continuación, cribamos el abono para sacar los trozos demasiado grandes y para coger las lombrices, las cuales devolvimos al otro lote de compost.

Y ésta ha sido nuestra apestosamente feliz y nutritiva experiencia


Comanche Compost
Esta Es Una Plaza
Febrero de 2011

1 comentario:

  1. Gran trabajo, seguiré vuestros consejos para mi compostera.

    ResponderEliminar