ACTA DE LA JORNADA DEL 15 OCTUBRE.

Compartimos el acta de la última asamblea de Esta es una plaza donde se consensuó reabrir nuestro jardín comunitario como espacio libre de humos.
Como veréis hubo voces y opiniones distintas sobre esta medida.
Seguimos ensayando fórmulas de convivencia, seguimos construyendo barrio.


ACTA 15 OCTUBRE: CONSENSO DE REABRIR COMO ESPACIO LIBRE DE HUMOS

Asamblea 15 octubre 2017

Asistentes: 35 asistentes aproximadamente.

Presentan Diana y Xosé la asamblea:

Los consensos anteriores. Dos propuestas consensuadas:

1) impulso de actividades culturales para llenar de otro contenido la plaza.

Podemos montar un grupo para dinamizar esto. Se podría coordinar con el grupo de eventos que se ocupa de gestionar las propuestas.

Esto sería enfocado más a talleres…

María José y Laura se unen a este grupo. Samuel y un colectivo artístico también (lo propuso por mail).

2) crear un grupo de comunicación: se apuntan Mimi, Paola, diseñador gráfico, Xosé, Alberto y ángel.

Abordamos lo que está pendiente de consenso: en qué condiciones se abre la plaza.

Espacio libre de humos: solucionaría el problema de porros, colillas y venta. Es muy fácil para tratar el tema sin estar mirando que es lo que cada uno fuma.

El alcohol es más difícil saber si la gente se toma una cerveza con o sin alcohol, es un poco inquisidor ir averiguando…

Mariajo dice de excluir el vidrio por medidas de seguridad.

Hay quien dice que es interesante lo de hacer un espacio más saludable, sin alcohol siquiera.

Se consensua que solo vamos a valorar el tema de espacio libre de humos, excluyendo el tema del alcohol, porque es más difícil de llevar a cabo y no está tanto en el foco del problema.

Laura expone la posibilidad de hacer una semana temática para visibilizar el problema, con varias modalidades.

Lunes: día permisivo, todo como antes.

Martes: espacio libre de humos. Abrir una asamblea para mostrar los problemas y espacio de discusión.

Miércoles: hacer talleres.

Jueves: dar una charla para consensuar sobre los porros.

Etc…

Leo habla que está muy bien la propuesta pero hay que tenerlo bien organizado.

Señala que hay gente que sí lo entiende y hay un grupo de gente que son abusarios, no usuarios y solo quieren el espacio para esto.

Se dice a varias voces que después del mensaje contundente, no se puede abrir a medias tintas. Queremos un espacio desintoxicado. Qué se entiende por el éxito de una supuesta propuesta parcial: ¿Qué se podría fumar porros pero pocos, sin echar las colillas al suelo? Un poco surrealista, o subjetivo.

El asunto sería abrir con la norma clara, pero luego se podría abrir un espacio de reflexión y discusión enfocado a los más jóvenes, cuando tengamos la semana preparada para tratar el tema.

El asunto sería no pasarse aquí tres horas para concluir que vamos abrir con un cartel… pero qué cartel? El problema de los carteles es que hay que consensuar el mensaje y realizarlo.

No podemos cerrar para desintoxicarnos y abrir como si nada.

Se recalca que se está mezclando todo. Primero el botellón que excluir y luego el problema del consumo de sustancias ilegales y las consecuencias que puede tener sobre los responsables.

El tabaco y el alcohol en uso responsable tampoco es un problema.

Se abre la discusión sobre la legalidad:

La legalidad dice que si hay niñxs no se puede fumar. Y como no hay tabiques, solo es un espacio, así que no puede haber varias zonas.

Hay discusión sobre la legalidad del asunto… si es cierto o no.

No se puede seguir como hasta ahora, pero hace falta un mensaje claro y contundente.

Es muy importante informar a la gente. Hay gente que no viene a la asamblea, pero hay que evitar la división entre la asamblea y los usuarios.

Hay que acabar con los muros entre colectivos y segmentaciones: jóvenes, niñxs, padre, asamblearios, etc… Hay que romper esto para solucionar los problemas. Hay que hablar con todas. Lxs usuarixs tienen que estar informados, y así estar implicadxs.

En el punto en el que estamos se trata de conseguir una realidad que sea factible a la hora de gestionar el espacio. Con medias tintas todo es mucho más cansado e ineficiente.

Se llega a Consenso: ir probando cada una de las propuestas cada mes. Por zonas, todo el espacio sin humos. A ver qué orden.

Se comenta que Nunca estuvimos alineados con la legalidad…. En este proyecto nunca ha sido una prioridad. Hay que eludir la legalidad aquí, porque si lo hacemos no hubiéramos podido tener columpios como los que hay, ni mobiliario, etc…

Zona fumadores y no fumadores, es muy engorroso gestionar y estar discutiendo sin parar cuál es la línea roja de cada zona.

Aunque esto es libre de humos, vamos a tener que trabajarlo todos, porque no va a ser fácil.

Si consensuamos la zona libre de humos la propuesta de Laura es muy útil. Hay que hacer esa semana temática para desviar las preguntas a ese espacio/tiempo y lograr que haya una participación real, para tratar la problemática.

Sara propone abrir solo para actividades para darnos tiempo a mejorar la comunicación y talleres.

Es una forma de poder controlar la afluencia de la plaza y asegurarnos de que hay responsables.

———-

Vamos a hablar de las condiciones de cómo se va a abrir y cuál es la primera modalidad que vamos a probar: zona libre de humos / espacio dividido por zonas libre de humos y con humos / abierto sólo para actividades.

Hay una propuesta de empezar por la opción menos restrictiva, porque es la más incluyente.

Se recuerda que se entiende la plaza como una comunidad de aprendizaje. Por eso es interesante esta nueva realidad, y los procesos de desintoxicación son siempre complejos y difíciles. Ayer delante de la puerta había un pequeño botellón de gente que había quedado aquí para esto, y que lo realizó igualmente al estar cerrada.

Fumar es menos inclusivo que no fumar, y no al revés. El proceso de desintoxicación tiene que ser claro.

Prohibir es hacer de poli. Es tan fácil dirigir la gente hacia una zona. No es más inclusivo.

Botellón, es una manera de socializar más barata. Si no molestamos unos a otros, no habría problema. El problema es fumar y que afecte a quien no le guste.

¿Cuál es la opción por la que empezamos?

Espacio por zonas, es complicado. ¿Se pueden fumar porros en la zona de humos?

Parte del éxito de la plaza es el horario muy amplio. Si solo abrimos por actividades, sería muy poco. ¿Y se podría hacer de todo cuando hay actividades? Es muy confuso.

El mensaje tiene que ser claro. El mensaje por zonas es más difícil de comunicar.

Se podría empezar por zona libre de humos, y abrir los espacios de discusión para que la zona de humos sea una conquista de gente que se quiera co-responsabilizar y participe realmente en la autogestión.

Por centrarnos, no se sabe porque se está tratando las tres propuestas de la misma forma.

Lo de abrir solo para actividades no hay consenso, claramente: se elimina esa opción.

Se comenta que delimitar una zona para 200 personas que quieran fumar es imposible. No es factible.

Si el espacio es libre de humos debería serlo también del polvo de los niñxs con los juguetes. A veces no se puede respirar por el polvo.

Matiz sobre lo de las actividades: era una manera de abrir cómodamente para encontrar una solución para que la norma se respetara. Bajo una actividad, es más fácil controlar lo que ocurre.

Propuesta de consenso: empezar por medida libre de humos, y desviar a ese espacio de discusión e invitar a la participación a todas las personas que se sientan afectadas por la medida. Y comunicar que flexibilizar la medida tiene que ser una conquista de co-responsabilidad y co-gestión.

Se comenta que si funciona una medida, volver a discutirla es un poco inútil. Que si probamos libre de humos, y va bien que debería quedarse así.

Cuando se abra mañana y vengan los chicos a hacer botellón, ¿Cómo lo hacemos?

Se comenta que La tabacalera era un espacio libre, pero ahora hay que tener cita para entrar. Lo que estamos haciendo es decir a la gente que es lo que no puede hacer.

Hay quien comenta que esto último es una visión dramática, trágica del asunto. Solo decimos qué no se puede hacer en el espacio, porque no se puede gestionar por los problemas que hemos tenido.

Esto se podrá revisar. Se comenta que los que tenemos talleres, en concreto el de carpintería, vienen a hacer cosas y están siendo perjudicados. Porque no pueden disfrutar el espacio después del trabajo. Esto va a ser un parque un poco exclusivo.

Lo de libre de humos, no empezó porque a unos les gusta que no se fume. Recordar que esto empezó por un problema grave de trapicheo y excesos. El enfoque es buscar una solución que mejore la convivencia muy deteriorada.

Va a haber valoración en un mes vista de la medida. Además de los humos, hay más problemas latentes, y hay habrá que ir atajándolos. Pero es otro tema.

Se llega a Consenso: se aprueba un mes libre de humos. Próxima asamblea de valoración: 19 de noviembre 11.30 h

—————-

Búsqueda de protocolo para reabrir la plaza.

Propuesta de hacer un pasillo a la entrada de carteles informativos. Paola es quien la propone mensajes sencillos: espacio libre de humos, ¡ bienvenidxs!

Se aprueba la propuesta de Paola: ayudarán Diana, Yago y Sue.

Habría que hacer otro cartel que explique todo el proceso. Y añadir que la zona libre de humos se debatirá de nuevo el 19 de noviembre.

Un grupo de 4 personas se presentan para trabajar la comunicación de aquí a mañana.

Importante ver cómo afrontar-abordar la gente que viene a fumar.

Hay una propuesta para hacer un buzón de sugerencias: lo hace el grupo de carpintería.

Cómo se hace efectiva la nueva norma.

Abierto siempre con responsables. Y si hay gente que no acata, se cierra.

Como la llave colectiva va a ser nueva, intentar pensar cómo distribuir esa nueva llave.

Quizá ha llegado el momento de que la gente que tenga llave, debería estar apuntada en la asociación.

El sistema de banderas, como en las playas, facilitaría una comunicación colectiva de forma muy fácil en caso de conflicto: una bandera roja visibilizaría un problema, y la gente sería muy solidaria a la hora de acatar un cierre inesperado.

Existe la posibilidad de que vuelva a desaparecer el candado.

El protocolo de la llave se puede reactivar… funcionó durante un tiempo.

Se llega a Consenso que la gente que tenga la llave serán colaboradores o socios, tienen que ser de la asociación.

El espíritu de la plaza es lo liviano, lo bonito, lo suave… no puede ser algo pesado, exclusivo, etc… no tiene que haber obligaciones pesadas para tener la llave. Pero ser de la asociación no lo es, porque en caso de responsabilidad, hay muchas personas apuntadas, estaría muy distribuida la responsabilidad ( hay más de 70 socios).

El mensaje de los carteles lo dejamos a los voluntarios de esta tarde y se podrá revisar en los días sucesivos. Lo primero es atajar la urgencia para abrir mañana.

Si estamos libre de humos, hay que retirar los ceniceros.

El cartel que se haga habrá que difundirlo por las redes, para dar más difusión a escala ciudad.

Comentarios

Entradas populares