Manual mantenimiento de comederos

UN COMEDERO PARA LAS AVES DE TU BARRIO:
CONSEJOS PARA SU INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO

.
Instalar un comedero en tu jardín es una forma estupenda de aprender más sobre las aves de tu entorno. Además, se trata de una actividad idónea para disfrutar en familia y enseñarles a los niños como deben interaccionar con la naturaleza.
.
Aspectos a tener en cuenta para la colocación del comedero
.
Disfrutar de un comedero en tu patio, terraza o jardín es sencillo. Sólo necesitas tener en cuenta algunos detalles para proporcionar una comida saludable y en condiciones seguras a tus vecinas las aves.
.
1. Qué comedero elegir: la elección del modelo de comedero es importante ya que no todas las especies se alimentan de la misma forma. Algunas como los gorriones, prefieren comer apoyados sobre una superficie plana, picoteando el alimento directamente de una tabla; mientras que otras como herrerillos y carboneros prefieren alimentarse mientras están colgados. En muchos casos, lo ideal es colocar modelos distintos para así favorecer a un mayor número de especies del jardín y evitar romper el equilibrio entre sus poblaciones.
.
2. Dónde situar el comedero: la ubicación del comedero también es clave para su éxito. Lo más importante es buscar un lugar seguro ya que mientras se alimentan, las aves corren el riesgo de despistarse y pueden ser atacadas por us depredadores (gatos, halcones...). Por eso evitaremos colocar los comederos en lugares donde sepamos de la presencia de gatos o de sitios donde estos pueden ocultarse para acechar a los pájaros. Tampoco debemos colocar el comedero en lugares donde las aves no vayan a poder alimentarse con comodidad por exceso de viento, lluvia, exposición solar... Cuanto más guarecido de las inclemencias del tiempo se encuentre, más rápido se acostumbrarán las aves a él y mayor será su éxito. A veces, es necesario cambiar la ubicación del comedero durante el año y probar distintos emplazamientos hasta dar con uno que satisfaga a las aves del barrio.
.
Otro aspecto a tener en cuenta es que no todas las aves son igual de audaces.
Algunas especies son más tímidas que otras y no se decidirán a comer si colocamos nuestro comedero cerca de una zona de paso, muy ruidosa, demasiado alejada de un refugio, etc. Además, aunque algunas especies como petirrojos o mirlos se sienten muy cómodas en el suelo, en general, las aves prefieren ganar altura para poder alimentarse sin ser molestadas. Por eso, podemos optar por colocar comederos a diferentes alturas para beneficiar al mayor número de especies posible.
.
3. Qué comen las aves: las preferencias en cuanto a la dieta varían mucho según la especie y la época del año. Si queremos beneficiar a varias especies y así disfrutar de una variopinta representación de las aves del barrio en nuestro comedero, la mejor solución es ofrecer un buffet libre: una mezcla de alimentos adecuados para ellas de forma que cada especie encuentre algo a su gusto. Podemos ir probando diferentes mezclas hasta conocer cuál funciona mejor en nuestro entorno, y no olvidaremos proporcionarles también algún sitio para beber.
.
En cualquier caso, lo importante es elegir siempre alimento natural y de calidad, con un alto valor nutricional que satisfaga las necesidades de las aves de nuestro barrio. Las mezclas de semillas con alpiste y negrillo, cacahuetes, pipas de girasol, avena, maíz, larvas, manteca, fruta y arroz cocido son alimentos que cumplen estas características y, además, satisfacen a una gran variedad de especies. Sin embargo, otros como los frutos secos con sal o los alimentos procesados como el pan, las galletas, las patatas y otros aperitivos, no deben dejarse NUNCA en los comederos ya que contienen elementos potencialmente dañinos para las aves.
.
Además, en época de cría NUNCA les daremos cacahuetes u otras semillas muy duras para evitar que los padres se las den a los pollitos y estos se atraganten.
También tendremos cuidado cuando dejemos alimento como la fruta, las larvas o el arroz cocido ya que, por razones de higiene, estos deben desecharse más rápido si no se consumen y han de colocarse donde no humedezcan al alimento seco.
.
4. Cuándo alimentar a las aves: la época del año en la que los comederos tienen un mayor éxito suele ser el invierno, cuando el alimento es más escaso, sobre todo en el campo. Pero en realidad cualquier época del año es buena para hacerlo, teniendo en cuenta que las necesidades de los pájaros van cambiando a lo largo del año.
.
• En el invierno, las bajas temperaturas obligan a las aves a alimentarse con comida rica en energía para poder generar calor y combatir el frío de la noche sin aletargarse. En esta época, la manteca y los cacahuetes son buenas opciones para nuestro comedero. El primer invierno, es un momento muy crítico para las aves jóvenes del año, y aunque en la ciudad tengan la opción de alimentarse de los restos y las basuras para sobrevivir al frío, esta comida no les aportará los nutrientes esenciales necesario para su correcto desarrollo.
• En primavera, lo esencial es la alimentación de los pollos. Los padres buscan alimento incansablemente durante todo el día. En este momento, una buena provisión de larvas en nuestro comedero será bienvenida. Los pollitos en crecimiento necesitan proteína para el desarrollo de sus músculos y plumas, y en la ciudad puede ser todo un reto encontrarlos. Los cebos de pesca como las lombrices, las larvas de mosca o el paté para insectívoras son claves en este momento.
• En verano, en países como el nuestro la falta de agua se convierte en el mayor problema de esta estación. En esta época es más importante que nunca vigilar que no falte agua en nuestro comedero. Además, debemos tener cuidado con los alimentos como la fruta que se descompondrá y generará mal olor. Tampoco debemos ofrecerles alimentos ricos en grasa ya que ahora no les apetecerán; en esta época una buena provisión de semillas tipo alpiste será lo mejor para nuestro comedero.
• El otoño suele ser una época benévola para las aves por lo que simplemente procuraremos disminuir la cantidad de comida si vemos que esta no se consume. En esta época, nos visitan muchas aves de paso algunas de las cuales sientes predilección por la fruta, como las currucas. Esta puede ser una gran oportunidad para atraerlas a nuestro comedero y ofrecerles un lugar de descanso mientras aprovechamos para obsérvalas mientras pensamos como un pájaro tan pequeño pueden recorrer miles de kilómetros.
.
En cuanto a la hora, cualquier momento del día es bueno para rellenar nuestro comedero con tal de que los mantengamos llenos y limpios y con una provisión de agua cercana. Sin embargo, las aves son animales muy inteligentes y si adoptamos una rutina, ellas no tardarán en aprenderla. Por eso, para favorecer que las aves se acostumbren a nuestro comedero hay que procurar hacerlo siempre a la misma hora, sobre todo al principio tras la instalación del comedero. También conviene saber que las aves buscan alimento más activamente cuando se levantan y antes de irse a dormir, aunque en realidad cuando se acostumbren acudirán a lo largo de todo el día a visitar nuestro comedero.
.
La higiene del comedero
.
La limpieza de nuestro comedero es una parte esencial de su cuidado. Un comedero sucio ocasionará molestias por malos olores y puede atraer plagas de insectos y roedores. Esto hará que las aves no se sientan atraídas por él y, además, generará problemas de convivencia con los vecinos.
Además, lejos de ayudar a las aves del barrio, un comedero sucio puede ocasionarles graves problemas de salud ya que facilita la transmisión de enfermedades infecciosas entre las aves.
Afortunadamente, evitar estos problemas resulta muy fácil. Tan solo debemos cumplir unas sencillas medidas de higiene y limpieza en nuestro comedero muy similares a las que aplicamos a nuestros propios alimentos.
.
- Retiraremos siempre los restos de comida antes de añadir comida nueva. Para evitar que sea un despilfarro, si vemos que ha sobrado mucha comida no perecedera (semillas, cacahuetes...) de un día para otro, simplemente la dejaremos unos días más, y a la hora de rellenarlo, tendremos en cuenta que debemos poner menos cantidad de alimento.
- Alimentos frescos como la fruta, el arroz cocido, gusanos, manteca fresca... serán retirados a los dos días, aunque no se los hayan comido, para evitar su descomposición. Además, en épocas de calor evitaremos este tipo de alimentos.
- Si por lluvia u otras razones la comida se humedece, debe ser retirada en su totalidad para evitar el crecimiento de bacterias y los malos olores.
- Nunca mezclaremos alimentos no perecederos con los perecederos, para evitar que estos últimos se humedezcan y se estropeen.
.
Para limpiar el comedero, cada vez que lo rellenemos, aprovecharemos para pasar un cepillo y “barrer” los restos de alimento, excrementos, etc. que se hayan acumulado.
Para desinfectarlo, cada 15 días aproximadamente retiraremos toda la comida con un cepillo, enjuagamos la superficie con una solución de lejía diluida en agua (1 parte de lejía en 9 de agua), y aclaramos. Dejaremos secar antes de poner la nueva comida.
.
Cómo evitar a especies no deseadas
.
Una de las principales objeciones de los vecinos ante la colocación de un comedero es el temor a la aparición y proliferación en el barrio de especies no objetivo como palomas, urracas, cotorras, etc. Para evitarlo, podemos elegir un diseño para nuestro comedero que no permita a las aves de mayor tamaño alimentarse. También podemos diseñar otro tipo de soluciones como la colocación de mallas alrededor de los comederos u otro tipo de estructuras que dificulten el acceso a la comida a las especies a las que no va dirigido el comedero.
Desafortunadamente, para este problema no existe una solución única, cada caso requiere que observemos el comportamiento de las especies no objetivo y agudicemos nuestro ingenio para evitar que entren al comedero. En casos extremos, a veces es necesario dejar de rellenar los comederos un tiempo o cambiarlos de sitio hasta que estas especies no deseadas dejen de acudir.
.
Más información:
Si quieres más información, puedes consultar estos enlaces:
- 10 cosas que debes saber antes de colocar un comedero
- Pajareros urbanos: objetivo, naturalizar las ciudades
- Pajareros urbanos. ¡A comer!
- Un comedero limpio es más sano y atractivo
- Comederos a juicio
.
Este manual ha sido elaborado por SEO/BirdLife en el marco de un proyecto para la instalación y estudio de la eficacia de los comederos en medios urbanos, financiado por Pastoret y que que cuenta con la colaboración de los Ayuntamientos de Barcelona y Madrid.
.
 .

Comentarios

Entradas populares