Reparación del cercado del Jardín Salvaje

Pepe y alguna plazera más estuvieron revisando y afianzando la cerca que protege el Jardín Salvaje. Sin aspavientos, con discreción.

Pero merece reconocimiento.
 
Y necesita madera flexible, adecuada para esas formas sinuosas...
 
Así que invoco a San Diogenes y Santa Recogida de Nuestras Calles.
Y a las plazeras de bien y de regular. Y a las de mal, por supuesto. Aquí caben todos y todos.
 
 

Comentarios

Entradas populares